Archivo de la categoría: Medios

¿Por qué es importante la conversión digital de El País?

El diario El País de España ha anunciado un gran cambio en su organización para convertirse en “un periódico esencialmente digital”, según contó su director Antonio Caño en una comentada carta abierta a la redacción. Entre los puntos más importantes que mencionó están:

  • Una redacción nueva orientada a la producción de contenido digital
  • Nuevo sistema de flujo de trabajo: “sincronización de equipos y canales”
  • Enfoque en contenidos para América Latina
  • Integración de nuevos perfiles profesionales en la redacción
  • Abandonar la idea de que el papel es el soporte principal

 

Más allá de si estamos de acuerdo o no con la comunicación (¿notaron que el término ‘periódico’ no encaja con ‘digital’?), el hecho de que un medio de referencia como El País haya emprendido este cambio y, más aún, lo defienda con convicción, es importante para los medios hispanohablantes por estas razones:

Todos lo imitarán. El País es un diario de referencia para la región. Los medios ingleses y de otras partes de Europa siguen su propio camino sin mucho ruido, igual que los estadounidenses, pero en hispanoamérica las empresas de medios toman de manera muy conservadora los grandes cambios de la industria y, más bien, esperan ver por dónde va la tendencia para hacerlo. Ha sido así en diversos ámbitos, como la convergencia periodística, los rediseños, la adopción del móvil, o el uso de las bases de datos. Si El País lo hace, otros se animarán a seguirlo.

Adiós al papel. El manifiesto de Caño es una despedida al soporte tradicional. La circulación de los diarios de papel está en uno de sus puntos más bajos en Estados Unidos. En Reino Unido, en diciembre, cerró The Independent, aquejado por la caída hasta un tercio de los ingresos por publicidad. En Canadá, La Presse, otro de los grandes medios, decidió abandonar el papel y apostó por su versión iPad. El contexto es serio. Pero Caño lo dijo más claro en una entrevista en México.

“El público está dejando de comprar periódicos, las nuevas generaciones no es que no tengan ningún afecto por el producto periódico, es que han perdido todo afecto por el papel en general, simplemente no usan el papel, está desapareciendo de sus vidas”

Apocalíptico, pero cierto.

Nuevos perfiles en la redacción. Cuando empecé en el periodismo a mediados de la primera década del 2000, en las redacciones solo había periodistas (de editores a practicantes), fotógrafos, infografistas y diseñadores. Ahora encuentras especialistas en analítica, SEO, maquetadores, editores de video, diseñadores multimedia, desarrolladores front end-back end, programadores, etc. Los perfiles en la redacción han cambiado. Esto no significa que los periodistas se quedarán sin trabajo, por el contrario, los periodistas ahora tenemos más campos en los que podemos especializarnos. Como mencioné en la charla que tuvimos en Hangouts de Periodismo: ya sabemos hacer periodismo, ahora nos falta aprender del negocio y comunicar para estos tiempos. Muchos de los nuevos perfiles requieren algo inherente a toda redacción: el criterio periodístico.

Seguimos en búsqueda del dinero. Que un director diga que hacen cambios pero que siguen en incertidumbre sobre hacia dónde va el negocio puede ser desconcertante, pero es honesto, porque es verdad. Hasta ahora, pese a que hay iniciativas para buscar nuevos e innovadores modelos de negocio, pero no hay una fórmula y tal vez no sea necesario que la haya. En El País lo saben, y por eso cae tan bien que digan que este cambio digital es solo el primer paso para afrontar lo que se viene.

LES DEJO UNA ENTREVISTA QUE LE HICIERON A ANTONIO CAÑO EN MÉXICO TRAS SU CARTA ABIERTA A LA REDACCIÓN DE EL PAÍS. RECOMIENDO ESCUCHARLO COMPLETO, ALGUNAS FRASES SON BASTANTE FUERTES.

(Foto principal: Captura elpais.com)

Las phablets son ‘good news’ para los medios

Una tendencia que parece ser irreversible es el terreno que los dispositivos móviles le están ganando a las computadoras de escritorio. Tanto en adquisición como en uso, los smartphones y derivados continúan en alza.

Los medios no son ajenos a esta tendencia. Alrededor del mundo, los editores de digital ya han detectado que el consumo de noticias en móviles se ha acercado, igualado o sobrepasado a la lectoría en ‘desktop’, que solía ser el indiscutible principal soporte.

En esta categoría en ascenso, hay un factor predominante: las phablets, los dispositivos que combinan tamaño (entre 5 y 7 pulgadas) y especificaciones de teléfonos (‘phones’) y tabletas (‘tablets’).

Según un estudio de Flurry Analitycs, del 2014 al 2015 el ratio de crecimiento de las aplicaciones de noticias y su uso fue ampliamente superior en las phablets que en el resto de equipos juntos.

conver3

 

Si bien, en los inicios de la tecnología celular, lo ‘in’ era tener cada vez un equipo más pequeño que el anterior (basta ver la burla a esta ‘moda’ en la película Zoolander de 2001), la preferencia cambió en tanto las especificaciones mejoraron en respuesta a los hábitos (consumo de videos, el terminal como cámara de fotos y video, una herramienta de ocio, sociabilidad y hasta trabajo, etc.). La tendencia es adquirir equipos móviles con una pantalla tan grande que permita una gran experiencia de consumo multimedia, pero sin que se convierta en un problema portarlas. 

Una muestra de ello es que, según el estudio, el tiempo de permanencia en las phablets aumentó 334% en el mencionado periodo, lo que representa casi el triple (2,9%) del avance promedio de otros aparatos.

La perspectiva, entonces, es que los usuarios aumenten el tamaño de sus gadgets.

conver4

 

Así las cosas, el mercado de noticias es uno de los que más se ha visto afectado por esto, y para bien.

conver2

 

Otro estudio hecho en Estados Unidos, “RJI Mobile Media News Consumption Survey” (del Reynolds Journalism Institute, de la escuela de periodismo de Missouri) analiza específicamente cómo las phablets están cambiado el panorama de los medios digitales.

Los siguientes slides son sumamente reveladores. El target en dispositivos es claro: personas entre 25 y 34 años que usan phablets.

Entre los datos más destacados: casi la mitad (47%) de los dueños de phablets consumen noticias en sus terminales “frecuentemente” o “muy frecuentemente”; las personas de entre 25 y 34 años lo hacen en mayor proporción (7 de cada 10); y 81% de estos jóvenes incluso pasan más de 20 minutos al día leyendo noticias. En contraparte, solo 23% de los que tienen smartphones pequeños consume noticias “frecuentemente” o “muy frecuentemente”.

Esto, sin embargo, no significa que las tablets tengan menor uso.

Esto representa una clara oportunidad para los medios de comunicación en la plataforma digital. Por ejemplo, con una pantalla más grande (que significa a su vez un equipo más potente y de mayor autonomía) se puede aprovechar más el aspecto visual del contenido, en especial, la producción de videos, las imágenes, el diseño en general, la navegación. Se pueden hacer contenidos diferenciados o solo para phablets. Los medios deben poner más énfasis donde sus usuarios están.

Tomemos el caso de La Presse, que adelantamos en un post anterior. Este medio canadiense diseñó una excelente app para tablets y logró grandes resultados: los avisos publicitarios en su app ahora representan el 60% de los ingresos de la empresa; y en cuanto al tiempo de permanencia, los días de semana la audiencia alcanza los 44 minutos por persona, mientras que los sábados, 73 minutos.

Pero lejos de atribuirle el éxito al hecho de estar en tablet, La Presse se enfoca en el consumo. “Queremos estar en cualquier plataforma que nos permita tener ‘engagement’”, dice Pierre-Elliott Levasseur, vicepresidente ejecutivo. Para él, ello significa dispositivos de al menos 6 pulgadas. Incluso están trabajando en una phablet propia.

“Llevas la emoción del video, la calidad del diseño gráfico de las revistas y la profundidad de los diarios, combinado con lo mejor que ofrece la web, es decir instantaneidad e interactividad, y luego te das cuenta de que hasta los jóvenes de entre 25 y 30 años usan tu producto, porque es la mejor manera de contar una historia”, agrega el ejecutivo.

Los datos están ahí. Es momento de que los medios revisen su analítica, confirmen que esta tendencia de las phablets también los ha alcanzado y empiecen a sacarle ventajas los insights que puedan establecer.

Anunciantes, tomen nota también.

Nuevos (e innovadores) modelos de negocio en el periodismo digital

Es un hecho. El incremento de la audiencia online y las consecuentes visitas no se ha traducido en igual aumento de ingresos económicos para las empresas de medios de comunicación.

En buena parte del mundo (en el Perú, por ejemplo) aún se apuesta por el soporte papel para asegurar rentabilidad a la compañía y mantener una edición digital, mientras aún no se descubre un fórmula inequívoca (o una mágica) para monetizar la información en internet.

La manera tradicional desde que la web empezó su meteórico ascenso como plataforma ha sido el ‘pay-wall’ (con sus variantes de acceso gratuito a un número determinado de artículos y el modelo ‘freemium’) y la publicidad, ya sea como banners estáticos o formatos similares y publirreportajes. Sin embargo, ante el estancamiento de los beneficios económicos, otras formas se han posicionado en su lugar: los videos al inicio de las imágenes de los medios y el marketing de contenidos, este último una tendencia reciente. Pero hay otros más innovadores.

content

MARKETING DE CONTENIDOS

Empecemos por el que más adeptos está ganando actualmente. Aunque los periodistas siempre hemos sido enemigos de los llamados ‘publicherrys’, este nuevo formato establece un puente entre la información periodísticamente producida y la imagen que una empresa quiere proyectar ante un público determinado.

Veámoslo con dos ejemplos. Uno cercano es el que está aplicando el diario El Comercio en asociación con la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC). Se trata de una pestaña en la web del medio, a modo de sección, llamada “Zona Ejecutiva”. El site especial no hace referencia evidente a la oferta educativa de la casa de estudios, aunque sí se puede distinguir el logo y slogan a un lado de la pantalla, así como un formulario para sus posgrados. El foco aquí es claro: contenidos especializados, orientados a ejecutivos, para posicionarse como especialistas en la materia.

Algo similar pero con una ejecución más prolija en cuanto a herramientas diferenciadas es la que ha implementado el New York Times con el esquema ‘Skyfall’. Tal como reseñamos en una nota anterior, se trata de artículos con mucha investigación detrás y cuyo formato es ‘en cascada’, con bastante material audiovisual e interactivo que se descubre al hacer el ‘scroll’ correspondiente. Igual que en el ejemplo anterior, son notas que bien podrían aparecer como periodísticas en un medio, pero que están patrocinadas.

Como bien menciona la web media-tics, “la esponsorización permite establecer una relación más íntima y duradera con una marca que el simple hecho de colocar un anuncio en una web”. Y se basan en casos como los de “Texas Tribune” y la chilena “Betazeta”, que en el 2014 vieron aumentos en sus ingresos gracias a esta apuesta.

ojopublico

LA COMUNIDAD DE PAGO

No hablamos del ‘pay-wall’ como método frío para acceder a los contenidos. En este modelo, los lectores se convierten en parte del medio y aportan una cuota para mantener vivo a un medio, el cual se compromete a brindar información diferenciada y de calidad, de esas que no abundan en la red (es decir, lo contrario al ‘click-bait’). Un gran beneficio de esto es que, sin publicidad de empresas, las presiones o autocensura deberían ser menores.

Esto es lo que hace el portal español eldiario.es, que tiene alrededor de 13.000 socios que pagan cuotas de 30 o 60 euros por 6 meses y 1 año, respectivamente. “Logramos usuarios fieles y captamos más apoyo, tenemos a 13,000 personas vigilándonos todos los días”, contó Juan Luis Sánchez, su subdirector, a CNN Expansión. “A cambio intentamos darles cosas como agradecimientos, un correo con noticias que reciben antes de que se publiquen y una revista”, agregó.

Por ahí va el consejo de IJNet, la web con información sobre medios del Centro Internacional para Periodistas, que propone, como primer paso para aumentar las ventas online, crear una comunidad sólida, una audiencia no entendida como lectoría sino como grupo humano que comparte una visión, valores e intereses, los cuales se materializan en los contenidos del sitio. Solo así los usuarios sentirán que valdrá la pena pagar por la información.

Esa misma visión comparte el portal web peruano de investigación Ojo Público. Este grupo de periodistas y programadores tienen diferentes tipos de cuotas según el nivel de compromiso que el aportante quiere mantener con su causa. Por ejemplo, hay quienes pueden pagar un monto determinado para acceder a productos especiales y conferencias o eventos; mientras otros, con un pago mayor, podrán incluso asistir a las reuniones de los periodistas y revisar las bases de datos que concluyen en reportajes periodísticos.

DIVERSIFICAR LOS CONTENIDOS

Aunque no es una táctica nueva, resulta efectiva en momentos en los que ganar y fidelizar una nueva audiencia (y por lo tanto, sumar usuarios únicos, páginas vistas, etc.) se vuelve tan necesario y determinante.

Ya lo había hecho de alguna manera The New York Times cuando estableció sus lineamientos de estrategia digital en un documento titulado “Innovation”. Entre otros planteamientos, destacaron la creación de páginas independientes bajo su marca, como “NYT Cooking”, aplicaciones como “NYT Now” (luego llegaría NYT VR) y secciones como “NYT Now”, todas enfocadas en captar y retener lectores.

Otro caso es el del Irish Times, que puso a disposición de los internautas un curso online para los que practicaban o estaban interesados en correr como hábito saludable. Lo llamaron “Get Running” y lograron con ello captar público joven y “expandir su marca hacia mercados en los que ni siquiera había pensado”, como bien reseña en su página sobre análisis de medios el periodista español Fran Barquilla.

lapresse+

NOS VAMOS A LOS MÓVILES

Una tendencia muy comentada en el mundo de los medios es la incapacidad de las empresas para monetizar esa legión de usuarios que revisan las noticias desde sus dispositivos móviles. Lo más seguro –y la férrea defensa de muchos- es seguir apostando por el negocio del papel porque “es lo que aún genera más ingresos”.

Pues no para La Presse, el segundo medio más importante de Quebec, Canadá, que en el 2013 asombró al sector periodístico al anunciar por todo lo alto su aplicación para tablets, con una inversión de US$40 millones, y con el arriesgado fin de convertir su modelo a ‘digital-only’.

La Presse+ fue el resultado de algunos años de investigación y desarrollo. El resultado, más de dos años después, es extraordinario. No porque sus dueños se hayan vuelto multimillonarios, sino porque las cifras son muy alentadoras y representan un caso de éxito para el estudio y para el ejemplo.

Según el vicepresidente ejecutivo del medio, Pierre-Elliotter Levasseur, citado por niemanlab.org, los avisos publicitarios en su app representan el 60% de sus ingresos, mientras que los de su versión impresa solo el 30%, pese a que, en contraste, los costos del papel suben hasta 65% del total.

No se trata solo de dinero, sin embargo, ya que el tiempo de permanencia suena increíblemente alto para los escasos minutos que pasan los usuarios leyendo noticias en su celular. Los sábados, la audiencia alcanza ¡73 minutos por persona! Los días de semana, 44.

Así las cosas, la estrategia de la aplicación con contenido propio, multimedia e interactivo, una política de avisos publicitarios enfocada en digital y reducción de costos, ha dado buen fruto y hace ver con entusiasmo el futuro, cuando el periódico se convierta en solo una publicación de sábados.

blendle

EL ITUNES DEL PERIODISMO

Pasar de 0 a 100.000 mil usuarios en solo un mes es un logro que vale la pena destacar aún un año y medio después. Este fue el resultado de Blendle, una página web que puso a disposición de los lectores todos los diarios y revistas de Holanda en un mismo site. El modelo de negocio: que las personas paguen por noticia leída (aunque les devuelven el dinero si la historia no los satisfizo).

Además, funciona como especie de red social. Uno puede ver lo más descargado, lo más leído por sus amigos, lo más compartido, etc. Sin duda, un modelo acorde a cómo funciona hoy en día el mundo digital.

——————————————

EL MODELO ‘JULIA CAGÉ’

Llamémosle así para no entrar en términos complicados. La economista ha propuesto una solución al declive de los medios impresos. Lee aquí nuestra reseña.

‘The Independent’ y otro aviso del ocaso del diario papel

theindependenttttt

El diario británico “The Independent” dejará de salir en versión impresa el 26 de marzo. Es el primer gran diario inglés en abandonar el soporte papel. Este medio nació en 1986 y dejará de existir 30 años después en su formato papel. Otro más. Dice “El País”:

“El Independent se convertirá en el primer gran diario británico que se publique solo online. “La industria editorial está cambiando, y son los lectores los que protagonizan ese cambio”, ha dicho Evgeny Lebedev, propietario de la cabecera junto a su padre, Alexander, millonario exjefe de la KGB. “Ellos nos muestran que el futuro es digital. La decisión preserva la marca Independent y nos permite continuar invirtiendo en contenido editorial de alta calidad que atrae más y más lectores a nuestras plataformas digitales”.

El Indy, como se le conoce popularmente, apostó más tarde que sus rivales por la transformación al entorno online. Solo metió toda la carne en el asador digital tras su último rediseño en 2008. Según las cifras auditadas de diciembre, cuenta con 2,8 millones de usuarios diarios únicos, con una web de contenido abierto, aún muy lejos de sus rivales The Daily Mail, The Guardian o The Daily Telegraph. Según los editores, la operación digital genera beneficios y está previsto que los ingresos de la edición online crezcan un 50% este año.

(…)

El año 2015 fue devastador para la industria británica de los medios de comunicación. Los ingresos por publicidad en papel cayeron 112 millones de libras (unos 143 millones de euros). La cantidad es equivalente a los costes salariales del Times, el Sunday Times y el Daily Telegraph sumados. El gasto en publicidad en periódicos nacionales ha caído un tercio desde 2010 hasta los 880 millones de libras (unos 1.125 millones de euros). Y la rapidez de los cambios en la industria de los medios digitales hace que los ingresos por publicidad en ese entorno no acaben de consolidarse.”

El académico Carlos Alberto Scolari reflexionó sobre esto en sus redes sociales recordó un artículo suyo de hace dos años pero que está en total vigencia. Allí se pregunta por qué los diarios impresos están condenados a extinguirse. Recomiendo totalmente que lean el artículo de Scolari, lleno de datos y precisiones, así que solo mencionaré los motivos que da:

  • Porque cada vez se leen menos diarios
  • Porque la publicidad, como consecuencia de lo anterior, poco a poco fluye hacia otros medios (por ejemplo la web y las redes sociales)
  • Porque cada vez hay menos diarios
  • Porque cada vez tiene menos sentido informarse a través de un papel impreso

Los medios no desaparecen, pero definitivamente se convierten en otra cosa. Por ejemplo, La Presse de Canadá, ahora semanal, cambio soportado por su excelente versión digital. ¿Qué cabecera importante será la siguiente?

Una innovadora propuesta para “salvar los medios de comunicación”

Ante tantas miradas apocalípticas y soluciones a medias o dañinas como la publicidad y los clics fáciles, llama la atención -y para bien- que empiecen a formularse nuevas y frescas propuestas con el fin de parar -o ralentizar- una tendencia real: la disminución de lectores e ingresos de las empresas de prensa escrita.

Las cifras son ciertamente alarmantes. Tomemos el caso de Estados Unidos, por ejemplo. Según el análisis del periodista y ejecutivo Richard Tofel en su página de Medium, no existe un solo medio que siquiera haya mantenido su circulación en los últimos dos años y medio. Solo entre los 5 diarios principales se han perdido más de 2 millones de ejemplares (“The New York Times”, “The Wall Street Journal”, “The Washington Post”, “Los Angeles Times” y “USA Today”). Veamos el cuadro.

diarios_ventas

En España, la situación tampoco es alentadora. Según “Media-tics.com”, los medios principales El Mundo, El País y ABC han disminuido entre 13% y 15% entre diciembre del 2014 y el mismo mes del 2015.

Las soluciones hablan de menor tiraje, mayor calidad de contenido, menos días de circulación, ejemplares más compactos, etc. Pero hay otras ideas.

En particular, una voz es la que ha captado el foco: una economista francesa especializada en medios de comunicación, quien propone una nueva definición para la información pública, el capital más preciado de las compañías informativas.

Su nombre es Julia Cagé, tiene 31 años y es autora del ensayo “Salvar los medios de comunicación”. Su tesis tiene dos soportes fundamentales: la información como bien público y, por lo tanto, un modelo de protección del Estado nunca antes implementado en este rubro.

El primer aspecto hace hincapié en que la información brindada por los medios es de interés público. Tiene sentido en tanto, por definición, una noticia omite intereses particulares y tiene como fin más honesto el beneficio de los lectores.

Cagé parte de este concepto para proponer su innovadora visión como segundo punto: un nuevo modelo sin dividendos, regulación del Estado y beneficios fiscales hacia los donantes.

La autora justifica su posición en una reciente entrevista al diario El País, en la que establece un paralelo entre la educación y la información noticiosa.

“Igual que nadie se plantea privatizar completamente la educación, no entiendo por qué no sucede lo mismo con la información. En la mayoría de países democráticos, consideramos que la transmisión de un mínimo de conocimientos es algo necesario, a lo que todo el mundo debe acceder gratuitamente. Por eso el Estado protege el sistema educativo, porque se considera que no debe estar sometido a la compraventa. Con la información es lo mismo: tener acceso a ella resulta imprescindible para el buen funcionamiento de una democracia”

Y luego pasa a explicar su postulado, antecedido de lo que el periodista que la entrevista, Álex Vicente, llama una ” fundacción, a medio camino entre las fundaciones sin ánimo de lucro y las sociedades participadas”.

“Hay que inventar un nuevo sistema que permita repartir más el poder. En el modelo que propongo, a diferencia de lo que sucede en las sociedades con accionariado, no habría una distribución de dividendos y el capital estaría congelado. A cambio, el Estado concedería una deducción fiscal a los donantes. El accionariado estaría formado también por periodistas y lectores, que podrían participar a partir de pequeñas cantidades. La propiedad se renovaría cada año, a diferencia de lo que sucede en las fundaciones sin ánimo de lucro, donde a menudo es una sola familia la que escribe los estatutos y se perpetúa en el poder”
juliacagueelpais
Julia Cagé entrevistada por El País.

Aunque se saluda el optimismo de Cagé, existen dos primeros puntos en contra que podrían frustrar sus buenas intenciones. El primero es la naturaleza de las empresas mediáticas. La objetividad es ese fin utópico al que se pretende llegar; la editorialización de la información, la realidad finalmente. ¿Estarán de acuerdo los dueños de los medios a dar paso a este nuevo modelo que, pese a que pueda ser la salvación de su negocio, podría significar también la renuncia a sus intereses editoriales? Y, en segunda instancia, ¿se debería solo confiar en que los inversionistas no tengan una agenda propia?

Para ella, simplemente se trata de “voluntad política”. Algo que, como bien describe el también periodista español Álex Grijelmo, funcione “en un país con más experiencia en ver a la prensa como un bien cultural digno de ser protegido con neutralidad”.

Efectivamente, suena hasta utópico que esto se implemente en países con instituciones débiles, medios al servicio de intereses específicos/personales/empresariales/familiares, corrupción y una gran desconfianza en las empresas de medios y en el mismo quehacer periodístico.

¿CÓMO LLEGA A ESTE POSTULADO?
Cagé no formula su tesis de manera gratuita. En la primera parte de su ensayo, realiza un estado de la cuestión sobre la prensa escrita.

La autora analiza el conflicto actual entre el papel e internet que ha conllevado la irrupción a gran escala de este último.

Es innegable que los periódicos tienen menos lectores y menos ingresos económicos; así como es un hecho que la audiencia digital continúa en crecimiento, pero sin que ese auge signifique un alza en la cuota de monetización. Más bien, son las ganancias de los primeros las que aún mantienen los números en conjunto en azul.

Es por ello que critica que se esté prestando demasiada atención al periodismo en la web (está en desacuerdo con el térmimo “periodismo digital” porque opina que no difiere mucho del impreso) sin intentar salvar a los periódicos. “Los contenidos de pago son el futuro de una industria de la que está huyendo la publicidad (…) Hoy ya nadie está dispuesto a pagar por obtener información”, resalta.

Para la economista, esa incongruente atención reside en el hecho de que no se está apostando decididamente por el contenido valioso en los diarios. “Lo importante es que se produzca información de calidad”, asevera, como pilar fundamental para que esta tenga un valor sustancial que no se equipare al sobreabundante contenido que se multiplica online segundo a segundo.

Además, en su libro hace una muy interesante acotación sobre la comparación de los índices de desempeño del papel y la versión electrónica, muy bien reseñada por El País.

“Por ejemplo, Le Monde (según los datos del libro) suma más de ocho millones de visitantes únicos al mes. Pero estos “visitantes” cursan una media de ocho visitas en todo ese periodo, por lo cual la cifra media de visitantes cotidianos se queda en 1,5 millones. Y además, la media de estancia de cada uno no supera los cinco minutos. En la acera del papel, Le Monde vende 300.000 ejemplares, pero cada uno de ellos lo lee una media de seis personas. Por tanto, la suma da un público de 1,8 millones. ¡Superior a la de la versión digital! Además, un lector del diario impreso permanece en contacto con sus páginas (y con su publicidad) entre 25 y 35 minutos. Y las “páginas vistas” suelen ser todas”.

Ello, sin contar que con la existencia de plataformas de videos y sociales como YouTube, Facebook, Twitter, Instagram, etc., las marcas muchas veces prefieren otros espacios para su publicidad en desmedro de los portales de los medios.

Así las cosas, la postura de esta francesa resulta pertinente. ¿Por qué no seguir apostando por el papel si cuyos ingresos -así estén disminuyendo- son los que mantienen a flote el negocio? Y si se toma esta vía, ¿por qué no hacerlo bajo un modelo diferente que tenga como eje la información entendida como bien público? Suena lógico, aunque su implementación es lo que genera dudas.

DATOS DEL LIBRO
– El libro ha sido traducido al español y fue publicado en el 2015 bajo el sello de Anagrama. Se puede comprar  aquí como ebook en su versión digital.

– Cagé es doctora en Economía por Harvard y es profesora del Instituto de Estudios Políticos de París.

– El prólogo fue escrito por nada menos que el reconocido economista Thomas Piketty, su esposo.

 

Las apps de noticias que dieron que hablar el 2015

Los grandes de la tecnología pusieron el 2015 sus ojos en las noticias. Necesitan “contenido” nuevo para atraer y mantener cautivos a sus usuarios, y los medios aprovechan sus robustos canales de distribución para llevar tráfico a sus sitios u obtener algún otro beneficio. Apple, Facebook y Twitter, por citar solo algunos, presentaron este año apps o funcionalidades nuevas de sus apps dirigidas hacia el consumo de noticias, reportajes y multimedia. El contenido periodístico fue el rey del 2015. A continuación las apuestas que más llamaron nuestra atención:

1. FACEBOOK INSTANT ARTICLES. No es una app, pero sí la funcionalidad de la app de Facebook que más revuelo ha provocado en la industria de los medios de comunicación en los últimos años. Por eso está primera en esta lista. Instant Articles fue anunciada en mayo del 2015 para IOs y ofrecía algo que todos los medios buscan: aumentar el alcance de las publicaciones de los medios en Facebook en base a la rapidez de carga del contenido. A esto le sumaba enriquecimiento multimedia y opciones de monetización. Todos querían estar en Instant Articles. A finales de año la funcionalidad llegó a Android junto con su adopción por parte de las más destacadas cabeceras del continente. ¿Beneficios? Todavía no hay reportes concretos, pero los grandes siguen apostando por este. The Washington Post incluso ha volcado todo sus contenidos en Articles. Habrá que darle un tiempo para saber si provoca un cambio favorable para los medios.

 

2. NEWS DE APPLE. Tras el anuncio de Facebook, Apple también sorprendió al lanzar su aplicación News, una especie de agregador de noticias con el sello de usabilidad y diseño de la marca de la manzana y respaldado por unos 50 medios internacionales. La app llegó en setiembre con la actualización a IOs 9, el nuevo sistema operativo móvil de Apple. El modelos de negocio era 100% de la publicidad que los ‘publishers’ consiguieran, o 70%-30% si se lo dejaban a Apple. Los primeros reportes no suenan alentadores. Bajo tráfico y estadísticas “inexistentes” son algunos de los problemas, pero, igual que con Instant Articles, todavía tienen el crédito del que goza la empresa de la manzana.

 

3. NYT VR. En noviembre, el diario estadounidense New York Times se unió a la corriente de la realidad virtual con su aplicación NYT VR. Esta app, disponible tanto para IOs como para Android, permite a los usuarios navegar en imágenes y videos de 360 grados en una experiencia de inmersión realmente envolvente, complementada con el uso de audífonos y cardboards. En este artículo de Alfredo Espinoza para Convermedia encuentras un review detallado de esta experiencia.

 

4. DISCOVER DE SNAPCHAT. Snapchat salió decidido a que el 2015 todos hablen de ella, y digamos que lo logró. En enero lanzó su app Discover (en Android está dentro de la app de Snapchat) que ofrece contenidos enriquecidos (video, animaciones) de varios de los principales medios de noticias estadounidenses, como CNN, BuzzFeed, People, etc., todos adaptados para su visualización en smartphones, e integrado a su aplicación de mensajería. Doble golazo. Habrá que esperar para saber si, además de ser genial, es rentable.

 

5. BUZZFEED NEWS. Si bien BuzzFeed es conocido por ser el rey de los virales en la web, hace tiempo viene haciendo esfuerzos para que lo tomen en serio como un sitio de noticias relevantes. Con ese fin, en junio lanzó su BuzzFeed News App, una aplicación de noticias “serias” con tópicos como Política, Economía, noticias del Mundo, y hasta con un icono negro, en contraste total con el rojo chillón característico de este medio. Su diferencial frente a otras cabeceras noticiosas conocidas (NYT, WP), es, para mí, su enfoque en el usuario: resumen de las noticias más importantes del día, buen gestor de notificaciones, la apuesta por los formatos de lectura larga y enlaces a sitios de otros medios. En este post de Convermedia recopilé las características más importantes de la app.

Bonus:

  • Periscope es una app para videostreaming abierta a cualquier usuario, pero también se está usando para hacer periodismo del bueno.
  • Facebook Mentions, una app para que las celebridades y marcas puedan transmitir video en directo y conectarse con sus fans, fue abierto también a los periodistas con cuenta verificada de EE.UU, a saber.
  • Twitter Moments es una pestaña en la app de la red de microblogging con las noticias más destacadas, pero solo está disponible para algunos países.

¿Olvidamos algunas? Déjanos tus comentarios en Twitter.

T Brand Studio, la división de publicidad nativa de The New York Times

La venta de publicidad es el modelo de negocio que predomina en los medios de comunicación y por eso ambos bandos, editores y publicistas, se rompen la cabeza para encontrar nuevas formas de presentar los anuncios que no tienten a los usuarios a instalar un ad blocker. A la vez, buscan generar más retorno para las marcas, de tal modo que estas queden satisfechas y vuelvan e inviertan más. En esa línea, The New York Times lanzó el año pasado su T Brand Studio, una división que se encarga de producir “native advertising” o publicidad nativa. Aquí algunas características de su trabajo.

Diferenciación con las noticias. El Times quiere diferenciar claramente su contenido noticioso de la publicidad. En una carta a la redacción, el director Arthur Sulzberger Jr. anunció que existe una “estricta separación” entre la redacción de noticias y el trabajo de creación de estos contenidos. Jill Abramson, directora ejecutiva del Times, dijo que ella se asegurará que el producto se adhiera a los estándares periodísticos del diario. “La redacción no estará involucrada”, sentenció.

Para lograr que se note esta barrera, agregan una cabecera flotante sobre todos los posts con la etiqueta “paid post” —bien grande y en otro color—, que le dice a los usuarios que esos artículos han sido contratados por una marca. La preocupación porque los usuarios puedan confundirse el origen de material es tal, que al final de los artículos, advierten que nadie de la redacción participó en su elaboración.

Captura de pantalla 2015-11-12 a las 12.58.28 a.m. Captura de pantalla 2015-11-12 a las 12.59.47 a.m.

Con esto esperan que sus usuarios no sientan que el Times les está vendiendo publicidad soslayada, y que sepan desde el inicio que esos artículos tienen un origen y fines comerciales. Y, de paso, se evitan problemas legales.

Explosión del multimedia. Si bien su primer anuncio para la marca de computadoras Dell (“¿Los ‘millenial’ pueden rehuír la oficina?”) fue simplemente foto y texto, luego sus contenidos han ganado en elementos multimedia. El T Brand Studio del Times usa desde el ya conocido formato tipo ‘snow fall’, hasta videos 360ª con realidad virtual (VR), pasando por videos tradicionales, visualización de datos, audios, etc.

Algunos de los posts pagados del Times son realmente piezas memorables, como el artículo para el lanzamiento de “Orange is the new black”, una serie de Netflix. El artículo titulado “Mujeres reclusas: Por qué el modelo masculino no funciona”, cuenta historias de mujeres en presidios con videos magníficamente producidos, infografías, etc.

Captura de pantalla 2015-11-12 a las 1.01.45 a.m.

Contenido periodístico. Estos artículos suelen ser de largo aliento y bastante bien documentados, con la “calidad y rigurosidad del Times”, y hechos, por supuesto, por equipos de periodistas, productores de video, infografistas, etc., lo que no quieren decir que sean contenido noticioso. El lado “periodístico” está en el desarrollo del contenido y la generación de ideas para responder a la necesidad de los clientes.

Captura de pantalla 2015-11-12 a las 12.48.49 a.m.

El equipo de T Brand Studio está formado por periodistas y publicistas, pero también expertos en producción audiovisual. Incluso, hasta hicieron una convocatoria pública a modo de concurso que tuvo bastante impulso desde las redes sociales. Luego presentaron a los ganadores en un especial llamado “Los elegidos”.

“Mientras entregues una buena historia que sea interesante para la gente, la gente lo leerá”, afirma Adam Aston, director editorial de T Brand Studio.

Resultados efectivo$. Según un estudio de Chartbeat citado por la Newspaper Association of America, los posts pagados atraen tanto tráfico como las noticias de NYT, muchos de estos desde dispositivos móviles, objetivo de las marcas. Digiday hizo una comparación del “native advertising” del NYT y de Wired en campañas distintas (en temas y objetivos) para Netflix. Allí se ve claramente que, si bien la campaña del Times fue mucho menos compartida que su rival, su número de impresiones fue casi el mismo y la atención a los anuncios fue mayor, según los datos de Nudge que cita.

Captura de pantalla 2015-11-12 a las 12.54.17 a.m. Captura de pantalla 2015-11-12 a las 12.54.35 a.m. Captura de pantalla 2015-11-12 a las 12.54.47 a.m.

Una campaña para Google, que indicaba lugares a los que podías asistir en 36 horas en una ciudad, aumentó en 13,9% el número de personas que veían a Google Maps como herramienta valiosa para planificar un viaje, y un crecimiento de 7,8% en preferencia de marca. Es efectiva. Recientemente abrió su oficina en Londres, una prueba de su éxito.

Business Insider calcula que si la publicidad digital del NYT produjo el 27% del total de ganancias del diario el 2014 (US$ 662 millones), y el T Brand Studio generó el 20% de publicidad digital, el año pasado la publicidad nativa le produjo ganancias de US$ 37,5 millones. Bastante bien.

El portal Ad Age da algunos datos funcionales de los artículos:

  • El contenido pagado rota a través de varias secciones del site mientras dure la campaña.
  • Los posts pagados viven “eternamente” en el site del Times, después de los tres meses principales de contrato
  • Los posts no se indexan en Google de la misma forma que el contenido noticioso
  • Los posts pagados no son compartidos por las cuentas principales del diario en Twitter ni Facebook
  • Lectores no pueden comentar en estos artículos