Archivo de la categoría: Sin categoría

El valor de lo efímero aplicado a los medios informativos

“1288 de 5000 visitas restantes”. Este era el breve texto que, a modo de advertencia o aviso, prologaba un interesante artículo de la sección Folch Insights de la agencia Folch Studio. El texto estaba disponible (sigue ahí todavía, al menos hasta la publicación de este artículo) para un número limitado de lectores, y yo era uno de ellos. Su tiempo de vida es de 5000 visitas a la página. Imposible no disfrutar la lectura de cada letra y palabra y sentirse privilegiado. ¿Por qué una página con el contador de autodestrucción corriendo resultaba una experiencia tan atractiva más allá del contenido que albergaba? Continúe leyendo El valor de lo efímero aplicado a los medios informativos

Twitter incapaz de crecer al ritmo de Instagram y otras redes

Nuestro colaborador Ronny Isla ha escrito un interesante artículo para elcomercio.pe sobre la incapacidad de Twitter de rentabilizar sus 310 millones de usuarios, cifra que está muy por debajo de Instagram o WhatsApp, dos aplicaciones que aparecieron mucho después pero que han logrado crecer a mayor velocidad que la red de mensajería en tiempo real. ¿Cuál es la situación actual de Twitter? Les dejamos un adelanto del texto y el link para leerlo completo.

Han pasado poco más de 10 años desde su aparición en Internet pero en una década de existencia, Twitter no ha sabido rentabilizar su vasta base de usuarios, como sí lo hicieron en su momento Google y Facebook, otros dos principales protagonistas de Internet.

Captura de pantalla 2016-04-27 a las 11.37.48 p.m..PNG

Las razones de esta situación son diversas pero el hecho concreto es que la “red de información en tiempo real” sigue mostrando cifras en rojo (sus pérdidas llegan a US$ 79,7 millones), generando preocupación no solo entre inversionistas sino también entre sus usuarios, 310 millones según datos oficiales.

Los chatbots y su aplicación en el periodismo

Esta semana Mark Zuckerberg, confundador y CEO de Facebook, anunció el ingreso de chatbots a la aplicación Messenger. Básicamente, se trata de robots inteligentes que interactúan con los usuarios como si fuesen personas.

Hay que precisar que no se trata de una iniciativa desarrollada por la red social, sino que su app estará abierta para que los desarrolladores creen sistemas de este tipo en la aplicación de mensajería instantánea.

Algunas empresas ya empezaron a anunciar su ingreso a Messenger. La aerolínea KLM ya había anunciado su servicio con un chatbot, e incluso difundió este video para entender mejor cómo funcionaría:

Como se ve en las imágenes, se trata de un paso más allá en la interacción online entre los usuarios y las empresas. No solo porque se realiza en la app que usan 900 millones de personas al mes (según dijo Zuckerberg en el F8), sino que internet es la plataforma que ofrece mayores ventaja para la comunicación. Así, nos olvidamos de las llamadas para hacer cambios de asiento en un vuelo, o de hacer varios clics para reservar pasajes o confirmar sitios.

Trabajar con robots también ofrece estas dos ventajas: un servicio más veloz y más barato. Según la periodista especializada en tecnología de la BBC Jane Wakefield, “los chatbots son más baratos que entrenar humanos y algunos estudios indican que las personas prefieren interactuar con programas online antes que humanos por teléfono”.

¿Y EN EL PERIODISMO?

Ahora, si bien la utilidad de los chatbots está clara para empresas del rubro de servicios, los medios de comunicación no se quedarán atrás con esta tecnología.

Zuckerberg mostró un ejemplo de cómo funcionará CNN, por ejemplo. Como se ve en las imágenes, responde a los pedidos de últimas noticias y resúmenes, y se va personalizando poco a poco.

Ver el minuto 12.

El uso de bots, sin embargo, no será una realidad recién con CNN. En el último año ya se ha usado en otros medios. Veamos algunos casos.

Dragon TV

Este canal de televisión chino implementó en diciembre del 2015 el uso de bots para presentar en 90 segundos el estado del clima en pantalla. No solo eso, el robot con voz femenina llamado Xiaoice -y desarrollado por Microsoft- incluso hace recomendaciones a partir de la temperatura: si es conveniente abrigarse o no, por ejemplo.

Los responsables de la cadena afirman que, si bien no se ha disparado el ráting del espacio, la audiencia tampoco ha disminuido y los comentarios del público son favorables. Esto deja en claro algo: las personas no se incomodan por el hecho de que un robot les cuente lo que antes les contaba una persona.

 

NBC News

Este importante medio se alió en marzo del año pasado con el servicio de mensajería instantánea Kik, una app similar a WhatsApp pero sin necesidad de un número telefónico, lo que permite chatear con cualquier usuario.

Así, con solo escribirle a NBC News el tema de interés (por ejemplo, “Fútbol” o “Barack Obama”) se obtiene como respuesta un link acortado que lleva a las noticias del medio sobre el tema en particular. Es decir, un chatbot, aunque no tan avanzado como otros ejemplos que hemos visto.

Para este medio, se trata de una manera eficaz de llegar a una audiencia joven.

nbcnews-kik

¿ESO ES TODO?

Es verdad, suena aún muy simple y poco personalizado. Pensemos que es un inicio y el resto es pensar en maneras creativas y eficaces de llegar a la audiencia precisa de manera personalizada y satisfactoria.

Que sea una conversación en la que los usuarios pueden no solo pedir noticias sobre un tema general, sino información precisa. Por ejemplo, ahora que se han llevado a cabo las elecciones presidenciales y parlamentarios en el Perú, sería súper útil que un chatbot pueda responder cuántos congresistas de un partido en particular lograron un escaño y cuáles son sus nombres. O los resultados con nombres de los anotadores de un partido de la Champions. O, cómo no, información útil como el cambio del dólar o dónde está el grifo (estación de gas) más cercano.

Imaginemos también que un chatbot sea usado para interactuar con las denuncias ciudadanas. Sería un paso más allá en el uso que varios medios le están dando al WhatsApp para recibir fotos y videos. Eso sí, cabría debatir sobre si un robot puede llegar a tener el “criterio periodístico” necesario para discernir qué es noticia y qué no.

Y más allá de información, podríamos pensar en un chatbot que permita interactuar a la empresa del medio con sus suscriptores, sean digitales o de la versión impresa.

Son pasos mayores pero interesantes y útiles para continuar con algo que Trushar Barot, editor de móviles de la BBC, ha denominado “la botificación de los medios”.

 

App para crear chatbots

Por si lo anterior pareciera poco, incluso existe una aplicación para que los medios puedan desarrollar una suerte de asistente personal de noticias para sus usuarios.

Se llama Chatfuel y permite responder con noticias e información a los pedidos de los usuarios. TechCrunch, web especializada en tecnología y startups, ya lo usa. Eso sí, por el momento, solo funciona en Telegram, pero la empresa espera ampliar su servicio a otras aplicaciones como Messenger.

tc-bot

TECHCRUNCH_BOT.gif

Esperamos con entusiasmo mayor desarrollo de los chatbots en el periodismo, ya que representa una gran oportunidad para comunicarse de manera directa con los usuarios: atenderlos e informarlos.

La estrategia del contenido ‘gratis’ del Washington Post

Hace unas semanas me llegó al mail corporativo un correo del Washington Post. Luego de descartar que era spam, empecé a tomar en serio lo que decía:

Estimado Editor,

Nunca hemos tenido una campaña política electoral como ésta. El interés por las raras primarias de este año es mundial. La gente deberá estar preguntándose que está pasando?

El Washington Post le ofrece una vez por semana notas traducidas al español y a otras lenguas explicando lo que esta sucediendo y el por qué. La serie continuará hasta las elecciones, en un total de tal vez 30 notas. No tienen ningún costo para usted y basta con que nos proporcione un enlace al sitio de web del Washington Post para obtenerla.

O sea, el Washington Post nos estaba ‘obsequiando’ su contenido ‘gratis’. Claro está, ya sabemos que nada es gratis aún cuando no te cuesta un dólar. Lo que está haciendo el Post es una táctica bastante conocida para mejorar el tráfico a su sitio web: link building, es decir, compartir sus contenidos a cambio de un link. Con esto consigue dos cosas:

  1. Mejorar el page authority de su sitio web, lo cual es un índice de que puede mejorar su posicionamiento en buscadores (SEO)
  2. Mejorar el posicionamiento de la marca basándose en la calidad del contenido (branding)

No es el único sitio que lo hace.

El portal 20minutos.es publica sus notas bajo licencia Creative Commons, mediante la cual a grandes rasgos indica que un medio puede copiar, distribuir y comunicar públicamente su contenido, hacer contenido derivado y “hacer un uso comercial en internet de esta obra”, a cambio, claro, del respectivo link.

20minutos

El digital español esmateria.com también tenía este tipo de atribución de sus contenidos antes de pasar a ser parte del diario El País: permitía poner la nota completa, reproducida en el sitio con links a la fuente original.

Algo similar hace BBC Mundo con algunos medios, como elcomercio.pe, aunque en este caso el convenio tiene otras cláusulas específicas.

  • La estrategia de 20minutos.es es más agresiva, pero prefiero la del Washington Post, porque busca construir una red de enlaces basada en calidad y no en volumen. Esto lo consiguen acercando a sus ejecutivos de ventas globales directamente a los medios con más popularidad de una región, y ofreciéndoles contenido de calidad, actual y relevante, de mucho valor, con lo que al establecer esta relación todos salen ganando.

Foto: Esther Vargas en Flickr

 

OFF TOPIC: Les dejo la intervención de Emilio García-Ruiz en el Congreso Digital de Huesca. Él es jefe de la edición digital del Washington Post y dio una gran explicación sobre cómo trabaja uno de los diarios más importantes del mundo.

Una innovadora propuesta para “salvar los medios de comunicación”

Ante tantas miradas apocalípticas y soluciones a medias o dañinas como la publicidad y los clics fáciles, llama la atención -y para bien- que empiecen a formularse nuevas y frescas propuestas con el fin de parar -o ralentizar- una tendencia real: la disminución de lectores e ingresos de las empresas de prensa escrita.

Las cifras son ciertamente alarmantes. Tomemos el caso de Estados Unidos, por ejemplo. Según el análisis del periodista y ejecutivo Richard Tofel en su página de Medium, no existe un solo medio que siquiera haya mantenido su circulación en los últimos dos años y medio. Solo entre los 5 diarios principales se han perdido más de 2 millones de ejemplares (“The New York Times”, “The Wall Street Journal”, “The Washington Post”, “Los Angeles Times” y “USA Today”). Veamos el cuadro.

diarios_ventas

En España, la situación tampoco es alentadora. Según “Media-tics.com”, los medios principales El Mundo, El País y ABC han disminuido entre 13% y 15% entre diciembre del 2014 y el mismo mes del 2015.

Las soluciones hablan de menor tiraje, mayor calidad de contenido, menos días de circulación, ejemplares más compactos, etc. Pero hay otras ideas.

En particular, una voz es la que ha captado el foco: una economista francesa especializada en medios de comunicación, quien propone una nueva definición para la información pública, el capital más preciado de las compañías informativas.

Su nombre es Julia Cagé, tiene 31 años y es autora del ensayo “Salvar los medios de comunicación”. Su tesis tiene dos soportes fundamentales: la información como bien público y, por lo tanto, un modelo de protección del Estado nunca antes implementado en este rubro.

El primer aspecto hace hincapié en que la información brindada por los medios es de interés público. Tiene sentido en tanto, por definición, una noticia omite intereses particulares y tiene como fin más honesto el beneficio de los lectores.

Cagé parte de este concepto para proponer su innovadora visión como segundo punto: un nuevo modelo sin dividendos, regulación del Estado y beneficios fiscales hacia los donantes.

La autora justifica su posición en una reciente entrevista al diario El País, en la que establece un paralelo entre la educación y la información noticiosa.

“Igual que nadie se plantea privatizar completamente la educación, no entiendo por qué no sucede lo mismo con la información. En la mayoría de países democráticos, consideramos que la transmisión de un mínimo de conocimientos es algo necesario, a lo que todo el mundo debe acceder gratuitamente. Por eso el Estado protege el sistema educativo, porque se considera que no debe estar sometido a la compraventa. Con la información es lo mismo: tener acceso a ella resulta imprescindible para el buen funcionamiento de una democracia”

Y luego pasa a explicar su postulado, antecedido de lo que el periodista que la entrevista, Álex Vicente, llama una ” fundacción, a medio camino entre las fundaciones sin ánimo de lucro y las sociedades participadas”.

“Hay que inventar un nuevo sistema que permita repartir más el poder. En el modelo que propongo, a diferencia de lo que sucede en las sociedades con accionariado, no habría una distribución de dividendos y el capital estaría congelado. A cambio, el Estado concedería una deducción fiscal a los donantes. El accionariado estaría formado también por periodistas y lectores, que podrían participar a partir de pequeñas cantidades. La propiedad se renovaría cada año, a diferencia de lo que sucede en las fundaciones sin ánimo de lucro, donde a menudo es una sola familia la que escribe los estatutos y se perpetúa en el poder”
juliacagueelpais
Julia Cagé entrevistada por El País.

Aunque se saluda el optimismo de Cagé, existen dos primeros puntos en contra que podrían frustrar sus buenas intenciones. El primero es la naturaleza de las empresas mediáticas. La objetividad es ese fin utópico al que se pretende llegar; la editorialización de la información, la realidad finalmente. ¿Estarán de acuerdo los dueños de los medios a dar paso a este nuevo modelo que, pese a que pueda ser la salvación de su negocio, podría significar también la renuncia a sus intereses editoriales? Y, en segunda instancia, ¿se debería solo confiar en que los inversionistas no tengan una agenda propia?

Para ella, simplemente se trata de “voluntad política”. Algo que, como bien describe el también periodista español Álex Grijelmo, funcione “en un país con más experiencia en ver a la prensa como un bien cultural digno de ser protegido con neutralidad”.

Efectivamente, suena hasta utópico que esto se implemente en países con instituciones débiles, medios al servicio de intereses específicos/personales/empresariales/familiares, corrupción y una gran desconfianza en las empresas de medios y en el mismo quehacer periodístico.

¿CÓMO LLEGA A ESTE POSTULADO?
Cagé no formula su tesis de manera gratuita. En la primera parte de su ensayo, realiza un estado de la cuestión sobre la prensa escrita.

La autora analiza el conflicto actual entre el papel e internet que ha conllevado la irrupción a gran escala de este último.

Es innegable que los periódicos tienen menos lectores y menos ingresos económicos; así como es un hecho que la audiencia digital continúa en crecimiento, pero sin que ese auge signifique un alza en la cuota de monetización. Más bien, son las ganancias de los primeros las que aún mantienen los números en conjunto en azul.

Es por ello que critica que se esté prestando demasiada atención al periodismo en la web (está en desacuerdo con el térmimo “periodismo digital” porque opina que no difiere mucho del impreso) sin intentar salvar a los periódicos. “Los contenidos de pago son el futuro de una industria de la que está huyendo la publicidad (…) Hoy ya nadie está dispuesto a pagar por obtener información”, resalta.

Para la economista, esa incongruente atención reside en el hecho de que no se está apostando decididamente por el contenido valioso en los diarios. “Lo importante es que se produzca información de calidad”, asevera, como pilar fundamental para que esta tenga un valor sustancial que no se equipare al sobreabundante contenido que se multiplica online segundo a segundo.

Además, en su libro hace una muy interesante acotación sobre la comparación de los índices de desempeño del papel y la versión electrónica, muy bien reseñada por El País.

“Por ejemplo, Le Monde (según los datos del libro) suma más de ocho millones de visitantes únicos al mes. Pero estos “visitantes” cursan una media de ocho visitas en todo ese periodo, por lo cual la cifra media de visitantes cotidianos se queda en 1,5 millones. Y además, la media de estancia de cada uno no supera los cinco minutos. En la acera del papel, Le Monde vende 300.000 ejemplares, pero cada uno de ellos lo lee una media de seis personas. Por tanto, la suma da un público de 1,8 millones. ¡Superior a la de la versión digital! Además, un lector del diario impreso permanece en contacto con sus páginas (y con su publicidad) entre 25 y 35 minutos. Y las “páginas vistas” suelen ser todas”.

Ello, sin contar que con la existencia de plataformas de videos y sociales como YouTube, Facebook, Twitter, Instagram, etc., las marcas muchas veces prefieren otros espacios para su publicidad en desmedro de los portales de los medios.

Así las cosas, la postura de esta francesa resulta pertinente. ¿Por qué no seguir apostando por el papel si cuyos ingresos -así estén disminuyendo- son los que mantienen a flote el negocio? Y si se toma esta vía, ¿por qué no hacerlo bajo un modelo diferente que tenga como eje la información entendida como bien público? Suena lógico, aunque su implementación es lo que genera dudas.

DATOS DEL LIBRO
– El libro ha sido traducido al español y fue publicado en el 2015 bajo el sello de Anagrama. Se puede comprar  aquí como ebook en su versión digital.

– Cagé es doctora en Economía por Harvard y es profesora del Instituto de Estudios Políticos de París.

– El prólogo fue escrito por nada menos que el reconocido economista Thomas Piketty, su esposo.

 

¿Qué está haciendo Twitter para aumentar el tiempo de permanencia en su sitio?

Twitter cuenta con 300 millones de usuarios activos.
El logotipo de Twitter

A mediados de octubre, la confirmación de Jack Dorsey (cofundador de Twitter) como CEO de la red social causó un gran revuelo tanto al interior de la organización como en el sector tecnológico que le auguró nuevos aires para la empresa del pajarito azul. Los análisis sobre las implicancias de esta designación puso nuevamente sobre el tapete el enorme desafío económico que enfrenta Twitter: convertirse de una vez por todas en una firma rentable: al estilo Google y Facebook.

Continúe leyendo ¿Qué está haciendo Twitter para aumentar el tiempo de permanencia en su sitio?

The New York Times incursiona en la realidad virtual con la app NYT VR

Los comunicadores debemos estar siempre atentos a los avances de la tecnología. Sobre todo, a los cambios de hábito que se generan a partir de ello. Históricamente, los medios de comunicación siempre se han sumado a las nuevas plataformas. Pensemos en la televisión y los noticieros y dominicales, la radio y sus programas periodísticos, los smartphones y sus apps de medios, los smartwatches y las versiones de los mismos medios para los relojes inteligentes. Ahora es la realidad virtual. El primero es The New York Times con la aplicación NYT VR.

Continúe leyendo The New York Times incursiona en la realidad virtual con la app NYT VR

Buzzfeed News, la app de noticias ‘serias’ de BuzzFeed

Algunas características interesantes de Buzzfeed News, nueva app de noticias de Buzzfeed:

  • No se quedan con las App Stores: apoyan el lanzamiento con notas desde su sitio web.
  • Además, promoción cruzada desde la app principal de Buzzfeed.
  • Lo que más gusta de su app es el “Quickly catch up”, o el resumen de noticias que aparece apenas abres la aplicación. Tiene tres titulares de las noticias más importantes.
  • Normalmente, los usuarios revisan la app una o dos veces al día y se quedan entre 4 o 5 minutos.
  • Consideran que el “juicioso” uso de las notificaciones y el uso de emojis los hacen diferenciarse de la competencia, como Apple News.
  • Publican enlaces a noticias de otros sitios, como CNN o The Guardian (ver imagen)
  • Su sección de Notificaciones te permite decidir si quieres recibirlas y personalizarlas. Además, incluye un botón de “do not disturb” por si quieres pausarlas por un momento.

Captura de pantalla 2015-10-14 a las 11.48.49 p.m.

Fuentes: Poynter / Journalism.co.uk

Claves del nuevo estándar AMP para medios de comunicación

Con el impresionante título de “La prensa digital se reinventa con un nuevo formato universal y abierto”, el diario El País de España informó de la creación del estándar AMP (Accelerated Mobile Pages), gestado por Google y los más importantes medios de noticias del mundo. Es la primera vez que los medios toman la iniciativa para mejorar la presentación de contenidos a un nivel profundo, es decir, el del código, el que permite que todo pase. El ideal es hacer de la navegación una experiencia “instantánea”. Aquí algunas claves de AMP.

1. ¿QUÉ ES AMP? Se trata de un nuevo estándar, un nuevo código, llamado AMP HTML, basado en HTML. Será una versión “simplificada” del código que todos conocemos, y permitirá la carga más rápida de las páginas y de contenido que alojan, es decir texto, fotos, videos, gif, mapas, y todo lo que a los medios se les ocurra usar. AMB cita una investigación que señala que la tasa de rebote de las páginas que tardan más de diez segundos en cargar es de 58%.

2. ¿CÓMO FUNCIONA? El director de alianzas de producto de Google, Danny Bernstein, explicó a El País que la rapidez de carga que prometen está basado en dos puntos: 1. La ya mencionada simplificación del código y; 2. los contenidos serán replicados desde los servidores de Google, que los almacenará en su caché y mejorará la rapidez de entrega (algo así como lo que hacía con ese servicio al que te ofrecían suscribirte desde Chrome en móviles). En el sitio de AMP se especifica que cualquier empresa puede crear su propia caché. No obstante, afirman que el uso de la caché no será requerida. Esto debería ser explicado mejor en adelante.

3. LA PARTICIPACIÓN DE GOOGLE. El buscador es el gestor de la iniciativa junto con más de 30 medios del mundo, en el marco de la Digital News Initiative, pero permitirá que quien lo desee lo desarrolle y mejore: es open source. De hecho, ya pusieron las especificaciones técnicas iniciales en GitHub y prometen más información en las siguientes semanas. Además, permitirá el uso de sus servidores (como se explicó en el punto anterior). Google también aclaró que los sitios que adopten el formato no serán beneficiados con el mejoramiento de su posición en los buscadores.

4. (CASI) TODOS ESTÁN INVOLUCRADOS. Audiencias, creadores de contenidos y anunciantes serán beneficiados con los resultados del uso del estándar, prometen. Sin embargo indican que estos últimos, el mercado publicitario, “todavía no se ha integrado”.

5. ACCESIBILIDAD. Al estar basado en HTML no necesita de un programa nuevo para ser leído. La experiencia de uso del estándar podrá ser apreciado desde cualquier navegador o app que se use en la actualidad. Es importante mencionar que su idea es que los sitios mantengan su ‘look and feel’, es decir que mantendrán el diseño y que solo le agregarán rapidez a la carga.

6. JUGADORES IMPORTANTES. Las páginas en AMP cargarán igual de rápido desde aplicaciones, como Twitter, Messenger y WhatsApp. Twitter es una de las empresas que participó en la creación del estándar. “El clic será todavía más rápido gracias a AMP. Sé que va a servir para consumir más contenido en tiempo real”, dijo Michael Ducher, director de producto de Twitter. WordPress también está involucrada, así como Chartbeat.

Imagen de la presentación el miércoles 7 en Nueva York. (Foto: El País)

7. GOLPE PARA FACEBOOK Y APPLE. A diferencia de Facebook Instant, que promete la carga más rápida de páginas de medios desde la plataforma, y Apple News, algo similar, AMP es libre para cualquier navegador o app.

8. YA HAY UNA DEMO. La pueden encontrar en g.co/ampdemo y solo está disponible desde móviles. Esta demo es un buscador. Hay que buscar algo (EP indica que sugieren “mars”, “obama”, “nobel prize”, entre otros).

9. ¿QUIERES SER PARTE DEL PROYECTO? AMP tiene disponible un formulario de contacto para recibir nueva información al respecto.

10. LA ESPERA. Como toda gran iniciativa disruptora, esta es bienvenida, pero hay que ser prudente y esperar cómo se desarrolla. Eso sí: es una noticia importantísima. Debe ser lo más interesante que pasa en medios desde que Jeff Bezos compró el Washington Post.

Fuentes: El País / AMP Project