El diario Folha de S.Paulo dejó de publicar en Facebook argumentando que los cambios en el algoritmo de la red social perjudican al periodismo. Sin embargo, los datos muestran que el gigante de internet aparentemente ‘castigó’ al medio brasileño. (Foto de Portada: Lalo de Almeida/Folhapress)

Esta semana estalló una ‘bomba’ en el mundo del periodismo digital: Folha de S.Paulo, uno de los más grandes medios brasileños, decidió dejar de publicar sus contenidos en Facebook, una movida arriesgada que ha despertado el interés en medio mundo (diarios de USA, UK, Brasil y todo Latam se han ocupado del asunto).

Folha explicó su postura en un editorial que aquí resumimos:

  • El algoritmo de Facebook pasó a privilegiar contenidos de interacción personal en detrimento de los distribuidos por empresas, como las que producen periodismo profesional.
  • Eso refuerza la tendencia del usuario a consumir contenido con el cual tiene afinidad, generando burbujas de opinión y la propagación de las fake news”.
  • Facebook no ha resuelto el problema de identificar contenido relativo al periodismo profesional del que no lo es, y en medio de eso anunció la limitación del alcance de páginas de medios de comunicación.
  • El tráfico de referencia de Facebook en los sitios en Brasil cayó de 39% en enero a 24% en diciembre de 2017, según Parse.ly.
  • Facebook trató de cooptar a las empresas de medios a adoptar Instant Articles, pero Folha no aceptó las condiciones y no publica en esa plataforma.

Folha ha realizado un análisis que abarca 21 páginas que publican “fake news” y 51 de periodismo profesional, y descubrió que el promedio de interacciones (reacciones, comentarios y compartidos) aumentó 61.6% en el primer grupo entre octubre 2017 y enero 2018, mientras que las de medios cayeron 17% en el mismo período. El siguiente cuadro es contundente.

(Fuente: Folha de S.Paulo)

Sergio Dávila, editor ejecutivo de Folha, dijo en una entrevista con la Deutsche Welle que Facebook no les permitía ejercer su “rol social”. “Lo que motivó esta decisión fue el cambio del algoritmo anunciado por Facebook en enero, ese cambio aunque ha sido vendido de una manera muy “eufemística”, en la práctica acaba desterrando el periodismo profesional de las páginas de Facebook. (…) Esta consistente exposición a lo contradictorio (Nota: la misión de la red social de conectar a las personas y supuestamente apoyar el periodismo, pero a la vez recorta el alcance de los medios) hace la diferencia en la formación del ciudadano, y creemos que el periodismo tiene ese papel, y ese papel no está siendo bien desempeñado en una red social como Facebook”.

Las razones que ha dado Folha son totalmente válidas porque defienden el periodismo, su rol social y su derecho a ser rentables. Sin embargo, la verdadera motivación para dejar de publicar en Facebook sería la manera en que la red social los ha castigado por no haber participado en Instant Articles.

LA CAÍDA DE FOLHA
Según datos obtenidos a través Socialbakers, quizás la herramienta de medición de redes sociales más importante, Folha pasó de obtener un promedio de 26 mil nuevos fans mensuales entre febrero y mayo 2017, a solo 4 mil mensuales en promedio el resto del año. En enero obtuvo poco más de mil, minúsculo para un medio de más de 5 millones de fans y que casi no varió su promedio de posts diarios.

El siguiente cuadro es revelador (Los datos son difundidos con fines netamente informativos y académicos):

Crecimiento de fans último año (Fuente: Socialbakers.com)

 

Al notar que había un problema, incluso aumentaron un poco el número de sus publicaciones, pero esto no hizo la diferencia.

Número de publicaciones en la página, último año (Fuente: Socialbakers.com)

 

Las interacciones también cayeron: pasaron de 4,3 millones en febrero de 2017, a 2,4 millones en enero 2018, también con una caída desde junio del año pasado. Facebook no permite ver los datos de alcance a terceros, pero la tendencia debe ser similar.

Ratio de interacciones por cada 1000 fans (Fuente: Socialbakers)

 

Nuestra hipótesis es que Facebook los ‘castigó’ por su negativa a publicar en Instant Articles (IA). Como sabemos, en el 2015 Facebook lanzó IA como un proyecto para hacer que los medios tengan sus contenidos con un formato más amigable y de carga rápida dentro de la aplicación de Facebook mobile (no funciona en desktop ni en el navegador móvil), a cambio de lucrar con la publicidad generada, o compartir un porcentaje con los medios. Todo esto mientras mantiene al usuario dentro de su plataforma, sin permitir que sean redirigidos a los sitios web de los dueños del contenido.

Un grupo importante de medios participó desde el inicio en el proyecto, pero con el tiempo, varios han hecho sus números y nos les era rentable seguir en Instant Articles, por lo que han abandonado ese formato (como The Guardian y The New York Times) o han limitado su uso a ciertos contenidos por razones diversas. La consecuencia de no estar en IA es perder alcance, ya que el algoritmo de Facebook le da mayor llegada a las páginas que adoptan este formato, en detrimento de los links de los sitios publicados directamente en la plataforma.

Folha, sin embargo, se negó desde el principio a entregarle sus contenidos (quizá porque iba en contra de su estrategia de suscripciones), e, incluso, considera que Facebook ha “cooptado” a los medios a adoptar su formato IA, como lo dice en el editorial. Así que la caída brutal en sus métricas en la red social parecen una consecuencia directa de esta decisión. Folha ha respondido pateando el tablero, y quizá ha puesto la semilla de una ‘rebelión’ contra el gigante de la internet, al que varios medios y personajes le exigen que comparta sus ganancias con las empresas periodísticas y que controle o frene la propagación de las “fake news”, que matan el periodismo.

Lo interesante en los próximos meses, además de ver cómo evoluciona la ‘salud’ digital de Folha de S.Paulo, será comprobar si otros grandes medios se suman a esta medida y también abandonan la red social. ¿Será que Facebook necesita más a los medios que los medios a Facebook?