‘Slow news’, o periodismo lento, es un tipo de periodismo que reivindica las coberturas a profundidad en contra de los notas superficiales, el seguimiento de las noticias en el tiempo en lugar del reporteo apurado y fugaz, y la publicación dosificada para suplir la infoxicación actual. El Digital News Report 2019 del Instituto Reuters coloca a este tipo de periodismo como una alternativa bien recibida por los lectores (en estos medios se evita hablar de audiencias). Te presentamos tres medios que apuestan por este formato en la búsqueda de hacer buen periodismo y, a la vez, ser un buen negocio: Tortoise, Zetland y De Correspondent.

ZETLAND, UNA EXPERIENCIA INFORMATIVA

Zetland, tres medios de Slow News para tener en tu radar, Convermedia.pe
Zetland

Zetland es un diario online de Dinamarca que nació en 2012. En sus inicios se dedicaba a publicar reportajes largos en formato e-book, piezas a las que llamaban ‘singles’. En 2016 decidieron salir a pelear en serio por conseguir audiencia apoyándose en la plataforma Kickstarter. Tras una exitosa campaña, lanzaron su servicio de suscripción que actualmente cuesta US$18.34 (129 coronas danesas) mensuales o US$15.13 si se contrata anualmente. A cambio, ofrecen 3 o 4 artículos al día en long format y en audio, un newsletter diario cuyo nombre –Helikopter– fue elegido por los usuarios, podcast, reuniones con sus suscriptores (Zetland Live), entre otras iniciativas que acercan y fidelizan a sus “miembros”, como ellos los llaman.

En sus Principios afirman que buscan “contar las grandes historias de la época, no lo que sucedió hace cinco minutos”, “nos centramos en las relaciones en lugar de las sensaciones”, “no vamos a contribuir a la futura sobrecarga de información”, “escribimos sobre soluciones” etc., que declaran su intención de hacer periodismo de profundidad.

Pero, ¿qué los hace especiales? Todo lo que se ha dicho de Zetland lleva a concluir que su subsistencia no se debe solo a la calidad de su periodismo, sino que se esfuerzan por crear una ‘experiencia informativa’, pensada no solo para ser un medio de noticias, sino para conectar con la gente de otras maneras, más allá de mostrarles textos con datos o con historias. Tienen un equipo editorial renombrado, encabezado por la editora en jefe Lea Korsgaard. Aún así, no parecen tomarse lo suficientemente en serio y pueden disfrazarse para sus charlas temáticas, o brindar un concierto sinfónico ante sus miembros en los Zetland Live, como parte de una performance informativa (estos encuentros se realizan en un teatro). “Lo que hacemos es llevar a los jóvenes al Royal Theatre para escuchar historias importantes sobre nuestro presente”, dijo Koorsgaard a Nieman Lab hace dos años. Con esta apuesta como gran complemento, al parecer, logran satisfacer a sus miembros.

Pese a ese espíritu intelectual e innovador que los mueve, son agresivos para conseguir nuevos miembros. No dudan en promocionarse en redes sociales, televisión (durante el tour de Francia, por ejemplo) y diarios impresos, incluso. Algunos de sus usuarios pueden ‘regalar’ pruebas gratuitas de 15 días del sitio a sus amigos. Han recibido soporte del gobierno (US$620,000) a través de un programa de apoyo a los medios innovadores, pero su modelo de negocio sigue enfocado en el pago por contenidos. En su sitio web afirman tener más de 10,000 suscriptores. Zetland ya ocupa el 3% de la audiencia de los medios online en Dinamarca, según el último informe Digital News Report del Reuters Institute 2019.

TORTOISE, LA REDACCIÓN ABIERTA

Tortoise, tres medios de slow news para tener en tu radar, artículo en Convermedia.pe
Tortoise

La británica Tortoise (tortuga) fue lanzada en enero de 2019 tras una espectacular campaña en Kickstarter el 2018. Su meta era 75,000 libras (US$95,000) y ellos recaudaron 539,000 (US$687,000). El trío de fundadores son de la élite del periodismo y los negocios en el Reino Unido: James Harding, ex editor de The Times y de BBC News, Katie Vanneck-Smith, ex presidenta de The Wall Street Journal/Dow Jones, y Matthew Barzun, ex Director de Estrategia del portal de tecnología CNET, recaudador de fondos de Barack Obama y ex embajador de USA en Reino Unido. Además de la campaña, ellos han atraído a otros financistas. Emily Bell, columnista de The Guardian, asegura que, según sus cálculos, la startup tiene un fondo de 30 millones de libras para los próximos tres años.

La promesa de Tortoise es combatir el ruido que genera la infinidad de noticias que se pueden encontrar en la red y en el mundo off line. De manera similar que Zetland, ellos también ofrecían una actualización diaria de sus canales digitales (sitio web, newsletter y app) con cinco artículos o “piezas”. “Cada una de ellas aborda un tema o historia en profundidad”, afirman. La cobertura está dividida en cinco temas: tecnología, recursos naturales, identidad, finanzas, longevidad, aquellos que para los fundadores de Tortoise son las “cinco fuerzas que están cambiando nuestras vidas y dirigiendo las noticias”.

Parte importante del menú son los ‘ThinkIn’, reuniones del comité editorial por las noches, de lunes a jueves, en la sala de redacción del medio, abiertas para los suscriptores, en las que pueden intervenir con opiniones o solo sentarse a escuchar. Una propuesta que le da valor al suscriptor y que, de acuerdo a los videos que hay en YouTube, se convierten al final en una especie de charlas TED, donde se comparte información y cultura. Finalmente, un libro trimestral de lecturas.

Se mantienen con tres planes de suscripciones: uno para menores de 30 años de solo 50 libras anual o 5 mensual (lo cual les ha generado algunos comentarios cuestionando la valla de edad para el cobro); un plan individual de 250 libras por dos años o 24 libras mensuales; y un plan de suscripción familiar o por grupo de amigos, quienes por el pago de 250 libras anuales pueden participar en 10 ThinkIn por año para cada miembro.

Tortoise, en realidad, no parece un medio de noticias, sino un club de personas informadas, un grupo de debate de gente que se preocupa por temas relevantes para su comunidad y quiere compartir y recibir información con otras personas que tienen la misma necesidad.

DE CORRESPONDENT, LOS REYES DEL CROWDFUNDING

The Correspondent, tres medios de slow news para tener en tu radar, artículo en Convermedia.pe
The Correspondent

De Correspondent (El Corresponsal), nacido el 2013 en Holanda, es el medio más conocido de los tres. En diciembre del año pasado se convirtió en la startup de periodismo más exitosa de todos los tiempos al recaudar 2,6 millones de dólares en 30 días en una campaña para lanzar The Correspondent, su versión en inglés. Ellos han recibido el impulso de figuras conocidas en Estados Unidos, como la hija del rockero Bono, Jordan Hewsow, la cantante Rosseane Cash, el fundador de Wikipedia Jimmy Wales, o el conocido periodista de datos Nate Silver, entre otras figuras.

No era la primera vez que generaba entusiasmo en el mercado. De Correspondent fue lanzada en setiembre de 2013 después de una exitosa campaña de crowdfunding que recaudó 1,3 millones de dólares en poco más de una semana, y 1,7 en total en un mes. Su fundador, Rob Wijnberg, prometió un contenido alejado de las ‘breaking news’, con coberturas en profundidad. “No creo en ‘las noticias’ en el sentido objetivo de la palabra”, escribió Wijnberg en un libro sobre su experiencia haciendo estas coberturas, lo que lo motivó a dejar su puesto en un medio tradicional y a fundar su propio medio.

De Correspondent ofrece: periodismo de profundidad; interés en historias ‘constructivas’, no necesariamente buenas noticias; participación de los suscriptores (“cuando cubrimos algo de lo que usted sabe mucho, lo invitamos a contribuir y compartir su experiencia”); honestidad sobre los intereses de sus reporteros; luchar contra estereotipos y prejuicios, cero publicidad, incluyendo contenidos patrocinados; recabar la mínima data necesaria de sus miembros. Su modelo de negocio es el ‘choose what you pay’ (CWYP) o ‘escoge cuánto pagar’. Es decir, que para la versión en inglés que está próxima a ser lanzada (Septiembre 2019), usted se puede hacer miembro desde 1 dólar anual, y en el segundo año puede elegir pagar mensualmente. También tienen otros planes predeterminados, desde 25, 50, 100, hasta 2,500 dólares.

Todo lo que rodea a De Correspondent es inspirador. Su campaña, sus ideales, la gente que los apoya, toda una maquinaria bien pensada, bien trabajada por una agencia de experiencia de usuario (como informó Nieman), y expertos en marketing. No es gratuito que uno de sus grandes impulsos los haya recibido tras una entrevista en un ‘late show’, en la que Jay Rosen, conocido crítico de medios y profesor de periodismo de la Universidad de Nueva York, explicó al detalle los ideales del medio. Que la campaña esté bien pensada no quiere decir que sea un invento. Como dice Nate Silver, ellos son ‘reales’, y le recuerdan a él mismo cuando empezó con su blog de periodismo de datos FiveThirtyEight.com. Inspiran confianza, credibilidad, y ese es uno de los valores que más se necesita en el periodismo.


¿LAS SLOW NEWS SALVARÁN EL PERIODISMO?

Todos estos medios de slow news han sido nombrados en el informe Digital News Reports 2019 del Reuters Institute y la Universidad de Oxford como alternativas que las personas eligen para evitar la sobrecarga de información o las noticias negativas. Su diferencial va más allá del periodismo de calidad, que está implícito en el precio que se paga por acceder a sus contenidos. Son un desfogue al estrés que produce la oferta noticiosa actual, ruidosa, exagerada, y centrada en el día a día. Inspiran confianza en su periodismo nacido de la autocrítica, del conocimiento de que algo está mal. Estos medios buscan remediar aquello en lo que las grandes cabeceras han fallado: explicar el mundo. No obstante, también generan incertidumbre sobre su viabilidad a futuro y cómo aportan a la profesión. Emily Bell, de The Guardian, dice para el caso de Tortoise que puede ser un escape a los problemas estructurales del periodismo, pero no necesariamente una solución. Yo pienso que no, que no hay que solucionar o arreglar el periodismo, hay que reconstruirlo, y estos medios parecen ir en esa línea. ¿Tú qué piensas?